Día Nacional de la miel: su consumo excesivo puede causar problemas de salud - Maule News

Breaking

martes, 6 de agosto de 2019

Día Nacional de la miel: su consumo excesivo puede causar problemas de salud


Noticias Región del Maule: La académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad Católica del Maule sede Curicó, Nicole Giuras, entregó recomendaciones para el consumo de miel, que aun cuando aporta beneficios y ayuda en el tratamiento de algunas enfermedades, está compuesta por un 82% de azucares, por lo que, en el caso de algunas personas, debe incluirse en la dieta bajo supervisión de especialistas. 

Aumentar el consumo de miel es una tendencia que ha ganado terreno durante los últimos años, sus propiedades y beneficios para la salud, han hecho que muchas personas la prefieran.  Incluso, ha llegado a reemplazar el azúcar, las mermeladas y se ha convertido en el aderezo perfecto para las preparaciones agridulces.

Pero a diferencia de lo que se cree, su consumo no debe ser excesivo, y tampoco es recomendable como endulzante natural en el caso de personas que sufran de resistencia a la insulina, diabetes mellitus, sobrepeso y obesidad, ya que está compuesta por un 82% de azúcar, que aun cuando se trata de un azúcar simple y de fácil absorción por el organismo, se recomienda consumirla en cantidades adecuadas y con supervisión médica.  

En el Día Nacional de la Miel, que se celebra este 6 de agosto, la académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad Católica del Maule sede Curicó, Nicole Giuras Núñez, nos explicó sus características nutricionales y beneficios que aporta para la salud de las personas. “Se puede consumir a diario, pero las porciones o cantidades siempre deben ser individualizadas y recomendadas por un especialista”, puntualizó la docente.

Beneficios 

La miel contiene aproximadamente un 80% de hidratos de carbono, un 17% de agua y un 3% de sustancias diversas entre las que destacan buena fuente de energía, sales minerales, compuestos nitrogenados, ácidos orgánicos, vitaminas, pigmentos y sustancias aromáticas. 

“Las restricciones están asociada a la individualidad de las personas, por ejemplo, un paciente con Diabetes Mellitus que tiene un buen control metabólico y que respeta la distribución de hidratos de carbono, tanto en cantidad y calidad de ellos, puede perfectamente consumir miel dentro de su planificación alimentaria, en una medida precisa, definida por un nutricionista. Esto siempre va depender del comportamiento individual de las personas”, acotó la especialista de la UCM, Nicole Giuras. 

Según explicó la académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de la UCM sede Curicó, Nicole Giuras, por lo general un paciente diabético no suele ser tan riguroso en las indicaciones y es por ello que muchas veces se les indica restringir los alimentos ricos en azucares incluyendo la miel, pero este producto ha demostrado tener características beneficiosas a todo nivel poblacional, incluso, podría modular positivamente la respuesta glicémica. Solo que se debería tener en cuenta las recomendaciones de los especialistas, ya que lo ideal es asesorarse y conocer las porciones adecuadas. 

“Por ejemplo una persona que mide 1.60 cm y realiza una actividad física extenuante, no necesita la misma recomendación que uno que 1.60 cm pero que es sedentario, lo que intento mostrar es que depende del caso”, puntualizó. 

Respecto al consumo de la miel en niños menores de un año, la Asociación Americana de Pediatría, AAP, recomendó no dar miel de abeja, ni sus derivados.  “Se observaron casos de botulismo infantil en bebés, relacionado al consumo de miel, ya que su sistema digestivo es inmaduro. Aunque los expertos no llegan a un acuerdo sobre si el riesgo es real o no, aconsejan no incluir este alimento antes del primer año. Posterior a esta edad, incluir este alimento es mucho más beneficioso que el uso de edulcorantes artificiales, que no debiesen estar recomendados en niños menores de 2 años”, detalló. 

Prevención de enfermedades 

Existen revisiones de la aplicación tópica de la miel tanto en enfermedades dermatológicas, como en úlceras, quemados y heridas, que la muestran ser tan segura, rápida y efectiva a la hora de curar heridas, como los medicamentos convencionales. Lo anterior, debido a su acción antioxidante, antiinflamatoria, y propiedades antibacterianas y antimicrobianas.  

“Los estudios clínicos han demostrado que la aplicación de la miel en heridas infectadas reduce rápidamente la infección y mejora la cicatrización. Un gran número de estudios han confirmado el poder antimicrobiano de amplio espectro de propiedades, que puede atribuirse a la acidez, a su efecto osmótico, a su concentración alta en azúcares, a la presencia de factores bacteriostáticos y bactericidas”, explicó Nicole Giuras. 

Aun cuando su consumo en Chile aún es reducido, ya que su ingesta per cápita bordea los 200 gramos, versus el consumo de países europeos donde la cifra supera el kilo por persona, es un remedio barato y eficaz contra la tos, mejora los síntomas del resfriado, incluso, se plantea que tiene efectos nootrópicos, es decir, que mejora la memoria. 



No hay comentarios.:

Publicar un comentario