Bono Bodas de Oro: Matrimonios Linarenses celebraron 50 años de amor - Maule News

Breaking

miércoles, 7 de agosto de 2019

Bono Bodas de Oro: Matrimonios Linarenses celebraron 50 años de amor


Noticias Región del Maule: Invitados por la Gobernación de Linares, la Seremi del Trabajo y Previsión Social y ChileAtiende, cuatro parejas recibieron el homenaje del Gobierno de Chile.  Ellos son parte de los 567 matrimonios que este año han recibido este bono en la Región del Maule.

Luis y Margarita; Daniel y Humilde; Omar y María Soledad; Juan y Juana, son los cuatro matrimonios de la provincia de Linares, que celebraron sus 50 años de amor, respondiendo a la invitación que les hicieron la Gobernadora Provincial, la Seremi del Trabajo y Previsión Social y ChileAtiende, para recibir el homenaje del Gobierno de Chile.

Ellos son parte de las más de mil 100 personas, que corresponden a 567 matrimonios, que a la fecha han recibido el Bono Bodas de Oro en la Región del Maule.

Visiblemente emocionados, al recibir el certificado que recuerda este momento, los matrimonios agradecieron a la Seremi del Trabajo y Previsión Social, Pilar Sazo y a ChileAtiende, el homenaje.  

Así lo destacó Daniel Garrido, quien junto a su esposa Humilde Ponce, señaló estar contento y agradecido.  “Jamás pensé que iba a llegar a vivir algo así, que llegaríamos a los 50 años de matrimonio, pero Dios ha querido que sea así.  Si tuviera que volverme a casar lo haría con esta dama que tengo a mi lado.  Por eso, gracias a las autoridades de nuestro país que nos han dado este bono, que a estas alturas de la vida es muy bien venido” indicó.

Valorando este testimonio, la Seremi del Trabajo y Previsión Social, Pilar Sazo, hizo notar que: “El Gobierno del Presidente Sebastián Piñera quiso homenajear a estos cuatro matrimonios linarenses como símbolo de la familia. Ellos son un ejemplo a seguir, de unión y lo que significa ser una familia. Se deben sentir muy orgullosos por lo que han logrado”.

Recordó asimismo,  que pueden acceder al beneficio todos los cónyuges que cumplen 50 años de matrimonio, que no se encuentren separados o divorciados, que estén dentro de la población del 80% de menores ingresos según el Registro Social de Hogares, que convivan en el mismo hogar y acrediten residencia en el territorio nacional por un período de cuatro años, dentro de los últimos cinco inmediatamente anteriores a la fecha de presentación de la solicitud. Además, recalcó que las personas viudas también pueden optar al bono y que la vigencia para realizar los trámites es de un año a partir del cumplimiento del 50 aniversario, acudiendo al Centro de Atención IPS-ChileAtiende más cercano.

Las parejas homenajeadas en esta ocasión corresponden a Margarita Ganga Verdugo y Luis Ibáñez Moyano de Colbún; Humilde Ponce Baeza y Daniel Garrido  Aguirre de Linares; María Clavería Pantoja  y Omar Miranda Llanos del sector El Huapi Alto y Juana Moraga Bravo y Juan Castillo Soto del sector Puente Sifón, todos en la provincia de Linares.



Sus Historias

Margarita Rosa Gangas Verdugo y Luis Dionisio Ibáñez Moyano.  


Son padres de 2 hijos y abuelos de 7 nietos.  En la práctica son 53 sus años de matrimonio, por cuanto se casaron 3 años antes del civil por la Iglesia. 

Margarita comenta que tenía 16 años cuando se casó y que llegó al matrimonio con una historia de vida y una niñez difícil.  Criada por su abuela paterna, creció en un régimen disciplinario tan estricto que una semana antes de casarse, fue castigada por regresar desde la misa dominical, caminando sola con su novio.   “Usted nada va a tener que sacarle a mi hija cuando se case con ella y después, va a criar a sus hijos de igual manera”, le dijo la abuela al tímido Luis, en aquella ocasión.

Hoy viven con Sandra, que es su segunda hija y dos nietas.  Sandra reconoce a sus padres como los mejores, con una vida de gran esfuerzo y sacrificio, pero también, colmado de amor y entrega por los demás, al punto que ella misma renunció a casarse por no apartarse del lado de sus padres.  



Humilde Estela Ponce Baeza y Daniel Garrido Aguirre

Padres de 3 hijos, tienen 5 nietos.  Oriundos de Santiago, el matrimonio decidió en 2016 trasladarse a provincia y eligieron Linares el Sector Santa Marta, para construir su vivienda en una parcela de agrado adquirida para este fin.

“No me volvería a Santiago por nada, me gusta esta vida en el campo, esta tranquilidad.  Aquí nos despiertan los pajaritos”, dice Humilde para justificar la decisión que adoptaron de vender su casa en la Región Metropolitana y trasladarse al Maule.

Con 6 años jubilado, Daniel recuerda que de paseo por Linares se sintieron encantados por el sector, lo que gatilló la decisión de cambiar definitivamente su domicilio.

Ella, dueña de casa, reconoce en Daniel a un “excelente marido” y agrega que tiene unos hijos muy buenos, que todos trabajan y que juntos han logrado construir una vida “muy linda” en estos cincuenta años.




María Soledad Claveria Pantoja y Omar Víctor Miranda Llanos

Residentes por 30 años en el sector El Huapi Alto de Linares, este matrimonio oriundo de Santiago, han construido una familia integrada por 3 hijos 6 nietos.  

“50 años que los volvería a pasar con él”, dice María Soledad al instante de conocerla y que juntos han pasado por lo hermoso y lo difícil de la convivencia.  Recuerdan que tenían 15 y 18 años cuando decidieron casarse, desafiando todo pronóstico y oposición de sus mayores.  Afirman que se casaron “contra viento y marea”.

Para el terremoto de 1985 vivían en San Francisco de Mostazal y quedaron sin nada cuando su antigua casa de adobe sucumbió al movimiento telúrico.  De allí, que su llegada a Linares fuera circunstancial:  Él vino por un trabajo esporádico y se quedó.




Juana María Moraga Bravo y Juan Castillo Soto

Padres de 4 hijos y abuelos de 8 nietos biológicos más 1 de adopción, este matrimonio residente en Puente Sifón de Linares, conmemoró sus 50 años de matrimonio con la tristeza de observar como un incendio, ocurrido a fines de mayo 2019, les dejó como al comienzo de los cincuenta años: Sin nada.

“Fui mamá a los 15 años, nuestra vida en el campo ha sido de grandes sacrificios y ahora, que se quemó todo, debemos empezar de nuevo”, dice Juana mientras  espera la reconstrucción de su casa.

Ambos son de Linares y habitan en esa casa desde el año 1971 y en este difícil trance tienen la solidaridad de sus vecinos, su capilla y especialmente, de su nieto de adopción, que dicen, es quien nunca los desampara.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario